El Presidente Barack Obama ha realizado hoy un anuncio sorprendente describiendo los pasos a través de los cuales Estados Unidos buscará reducir las sanciones estadounidenses contra Cuba. Este anuncio se realizó tras la liberación de dos ciudadanos estadounidenses que estaban detenidos por el gobierno cubano: Alan Gross había sido detenido por las autoridades cubanas en 2009 mientras trabajaba como un contratista independiente de USAID. A su vez, un agente de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, quien no ha sido nombrado en el anuncio, pero que ha sido descrito por el Presidente Obama como “uno de los más importantes” agentes de los servicios de inteligencia que Estados Unidos ha tenido en Cuba, había estado en una prisión cubana por casi dos décadas.

Reducir las sanciones hacia Cuba cambia el transcurso de la política estadounidense de buscar aislar a la nación cubana durante cinco décadas, desde la época de la revolución Castrista en la isla. Al anunciar los cambios, el Presidente Obama dijo que esta nueva dirección “concluirá un tratamiento anticuado” hacia Cuba. Durante los últimos años, las sanciones estadounidenses se han alejado de emplear un embargo económico total, tales como los embargos a Cuba e Irán, y se han acercado a sanciones más puntuales. El Presidente Obama describió al embargo cubano como un embargo que tuvo “poco efecto”.

El anuncio describe tres principales categorías de cambios en la política de Estados Unidos hacia Cuba, y son las siguientes:

1. Restablecer Relaciones Diplomáticas.  A pedido y dirección del Presidente Obama, el Secretario de Estado John Kerry iniciará discusiones con Cuba para restablecer las relaciones diplomáticas entre los dos países, y Estados Unidos planea establecer una embajada estadounidense en La Habana.

2. Revisión de la Designación como Spónsor de Terrorismo.  Desde 1982, la Secretaría de Estado de Estados Unidos ha denominado a Cuba como un “estado spónsor de terrorismo” de conformidad con la Ley de Administración de Exportación (Export Administration Act), la Ley de Control de Exportación de Armas (Arms Export Control Act), y la Ley de Asistencia Extranjera de Estados Unidos (U.S. Foreign Assistance Act). Un comunicado de prensa de la Casa Blanca emitido el día de hoy afirma que el Presidente Obama ha instruido al Secretario de Estado, John Kerry, a revisar la designación de Cuba como “estado spónsor de terrorismo”  de conformidad con los actuales eventos y la legislación aplicable, y reportar los resultados de esa revisión al Presidente Obama dentro de los próximos seis meses.

3. Medidas para Autorizar Viajes y Operaciones Comerciales. Estados Unidos instituirá una política de expansión en las autorizaciones para viajar y para operaciones financieras y comerciales en Cuba. Queda pendiente saber la rapidez y eficiencia mediante la cual dichas medidas serán desarrolladas e implementadas. Los anuncios no tomarán efecto inmediato; todos los aspectos del embargo cubano (incluyendo las prohibiciones para viajar y las operaciones comerciales) están reguladas por la Secretaría del Tesoro (U.S. Department of Treasury),  la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Office of Foreign Assets Control) (“OFAC”), y la Secretaría de Comercio, Agencia de la Industria y Seguridad (U.S. Department of Commerce, Bureau of Industry and Security). Estas secretarías y agencias se tomarán su tiempo para modificar las actuales regulaciones. Para modificar dichas prohibiciones, nueva legislación deberá ser sancionada. El Presidente Obama expresó que trabajará junto con el Congreso en un “serio y honesto debate sobre el levantamiento del embargo”, pero el Congreso 114, liderado por el Partido Republicano a partir de enero de 2015, podría no acoger los cambios de la misma manera entusiasta que el Presidente Obama adoptó.

La Casa Blanca emitió hoy un comunicado de prensa que incluye más detalles sobre los cambios anunciados por el Presidente Obama. Por ejemplo, los tipos de bienes y servicios que serán autorizados para exportar a Cuba bajo las nuevas regulaciones incluirán materiales de construcción, y equipamiento para agricultura y telecomunicaciones, a efectos de ayudar al sector privado cubano. Las instituciones financieras de Estados Unidos estarán autorizadas a abrir cuentas asociadas con bancos cubanos para facilitar el procedimiento de operaciones autorizadas. La venta comercial de aparatos de telecomunicaciones, software, aplicaciones, hardware, y servicios de telecomunicaciones serán autorizados. Proveedores de telecomunicaciones de Estados Unidos tendrán permitido establecer ciertas infraestructuras en Cuba para ofrecer servicios comerciales de Internet y telecomunicaciones.

También hoy, la OFAC actualizó su FAQs sobre el embargo en Cuba, que incluye lo siguiente:

P. ¿Cómo va a implementar la OFAC los cambios al programa de sanciones a Cuba que fueron anunciados por el Presidente Obama el 17 de diciembre de 2014? ¿Estos cambios son inmediatos?

R.  La OFAC implementará los cambios específicos a Tesorería a través de modificaciones a sus Regulaciones de Control de Activos Cubanos (Cuban Assets Control Regulations). La Secretaría de Comercio implementará el resto de las modificaciones a través de modificaciones a sus Regulaciones de la Administración para la Exportación (Export Administration Regulations). La OFAC estima emitir sus modificaciones a la regulación en las próximas semanas. Ninguna de las modificaciones anunciadas tendrá efecto hasta que las nuevas regulaciones sean sancionadas.

El anuncio del Presidente Obama es alentador para los ciudadanos estadounidenses y cubanos que buscan mejorar la relación entre ambos países. Los cambios propuestos también incrementarán las oportunidades comerciales para compañías estadounidenses. Pero estos cambios no van a suceder de la noche a la mañana. Seguiremos estando pendientes a medida que las regulaciones y las leyes vinculadas a Cuba vayan siendo actualizadas. El Presidente Obama ha dejado en claro que el aislamiento durante décadas no ha funcionado, y es hora de que Estados Unidos “corte las cadenas del pasado”. Tomará tiempo para que todos se ajusten a las nuevas coordenadas de Cuba en el mapa político internacional de Estados Unidos.