El fácil acceso, la proximidad, el excelente clima y la cultura cálida de Baja California siempre estimularon a los estadounidenses a que viajaran al país vecino de México. Ahora, las viviendas y los hoteles de primera categoría, sumados al valor de los bienes raíces, intensifican el atractivo para los estadounidenses que están pensando en invertir o vivir en México.
 

Actualmente, hay aproximadamente 50 proyectos de viviendas activos en la península de Baja California, 23 de los cuales fueron identificados por The London Group como proyectos premium. Algunos de estos proyectos incluyen el Trump Ocean Resort, el Paradise del Baja, el Palacio del Mar y el Las Olas Grand. También existen otras propuestas de proyectos de lujo, entre los que se incluyen el plan maestro de las comunidades de Salsipuedes, Bajamar, Olivares y Santini Greens.

Éstos son proyectos que se caracterizan por su alta calidad de comodidades, ubicación/proximidad a la frontera, lujo y confort, playa privada, servicios de conserjería y precio por pie cuadrado. Las unidades adjuntas varían desde los 460 hasta los 6.020 pies cuadrados y desde los USD 206.000 hasta los USD 3,2 millones.

También es crucial reconocer que los verdaderos comparables se encuentran en la costa de California, en los Estados Unidos, donde los precios de las propiedades son el doble o el triple para viviendas similares. Para quienes poseen una segunda casa cotizada fuera de la costa de California, en Estados Unidos, la península de Baja California es una alternativa.

En un estudio de mercado llevado a cabo durante los últimos tres años, The London Group clasificó todos los proyectos de la península de Baja California. La mayoría se estaban vendiendo a un ritmo asombroso a principios de 2007. Desde entonces, el régimen de ventas se desaceleró considerablemente: los consumidores estadounidenses están muy vacilantes debido a la desaceleración del ciclo residencial en los Estados Unidos. Muchos de los proyectos que estudiamos bajaron sus precios u ofrecen mejores condiciones.

Es posible que el ciclo descendente dure hasta el año que viene o más. Mientras tanto, algunos proyectos están avanzando.

El Trump Ocean Resort es el último en añadirse a la creciente oferta de nuevas viviendas. Es la oferta de bienes raíces más exitosa, y hasta la fecha, las más lujosa y ambiciosa en la península de Baja California. Actualmente el proyecto se encuentra en construcción en 17 acres de tierra prístina en la costa del Océano Pacífico y las islas Coronado. Situadas a 30 minutos al sur de San Diego, en California, y frente a la frontera internacional, estas tres torres de hoteles en condominio frente al mar contarán con 700 unidades una vez terminadas, aproximadamente 7.000 pies cuadrados de salas de reuniones y convenciones, restaurantes y una gran cantidad de comodidades en un ambicioso proyecto sin precedentes en la Costa Dorada de Baja California.

Éste es el primer proyecto de Baja California que combina los servicios y las comodidades de un lujoso resort con la adquisición de propiedades. El Trump Ocean Resort apunta al mercado de bienes raíces más prestigioso y ofrece un paquete de comodidades y servicios que aún no brinda ningún otro proyecto en Baja California, entre ellos, un servicio de conserjería las 24 horas, un bar y lounge, un bar de pool y cafetería, elegantes restaurantes, un spa con servicio completo, un gimnasio, canchas de tenis y sendas para caminatas.

Los otros urbanizadores y agentes del mercado esperaron con ansias el anuncio del emprendimiento de Trump. Entusiasmado con tanta atención puesta en este mercado emergente, la alta visibilidad trajo también mucha ansiedad.

¿Qué sucedería si no lograra atraer el mismo grupo de propietarios e inversores lujosos al mismo nivel que recientemente en un proyecto similar en Hawai? ¿Qué sucedería si los consumidores percibieran los precios básicos como demasiado prohibitivos? ¿Qué sucedería si el proyecto no fuera productivo en algún aspecto?

Pero esa preocupación decreció. El equipo de Trump realizó un increíble evento de marketing en San Diego y vendió el 80% de la primera de las tres torres en cuestión de horas. Actualmente están comercializando el resto del proyecto en fases y todo se está acelerando.

Mientras tanto, hay una cantidad de emprendimientos en la costa que fueron recientemente anunciados y se encuentran en la etapa inicial de comercialización o en desarrollo.

Esperamos que muchos proyectos nuevos eventualmente apunten a los mismos consumidores estadounidenses mediante la oferta de características que imiten a aquellas que ya introdujeron en el mercado las ofertas de primera calidad. Todos competirán por la atención en un segmento de consumo en alza que valora el lujo y la calidad. Los estudios demuestran que el 75% de las ventas de Baja California está destinado a un grupo de más de siete millones de Baby Boomers (que ahora tienen entre 43 y 61 años de edad), el equivalente a un 30% de la población de los Estados Unidos. Llegaron a Baja California principalmente desde California, Arizona y Nevada.

Queda mucho para repartir en los próximos años.

Y también queda mucha “suciedad”. Es la península de la costa mexicana, una franja angosta de 1.100 millas de interminables playas en ambas costas que une a San Diego, en California, con el Cabo San Lucas en la costa oeste mexicana. Con su serie de pintorescos pueblos playeros y su costa interminable, Baja California ofrece a los turistas lujosos resorts, restaurantes, bodegas, cocina gourmet, galerías de arte, campos de golf, instalaciones médicas y hasta corridas de toros. Todas estas atracciones y el cálido clima de California del Sur contribuyen a crear un mercado de bienes raíces activo y atractivo.

La “tropicalización” de Baja California

Este mercado está sufriendo una transformación que hemos dado en llamar la “tropicalización” de Baja California, en referencia a la geografía transfronteriza de dos naciones/una región que fusiona la cultura estadounidense con el ambiente mexicano en una dinámica intercultural única. Como resultado, Baja California se transformó en el hogar de miles de estadounidenses que viven allí en forma permanente o que simplemente disfrutan de los terrenos en sus vacaciones.

No se equivoque: invertir en bienes raíces en Baja California no es “de vanguardia”. Para los estadounidenses que escogen jubilarse, Baja California se convirtió en uno de los cinco destinos más elegidos de México. Actualmente hay más de 200.000 estadounidenses que viven en forma permanente en Baja California. En términos de bienes raíces, Baja California satisface a todo tipo de consumidores que abarcan desde lotes a medida accesibles hasta condominios de lujo y gran altura.

Sólo es necesario viajar al extremo sur de Baja California, hasta el Cabo San Lucas, para reconocer el valor creado por un estallido de estadounidenses que descubrieron el paraíso. El precio de las residencias en el cabo, accesible al mercado estadounidense principalmente por aerolíneas comerciales o por transporte aéreo privado, se disparó de un promedio de USD 300.000 en 2000 a USD 800.000 en la actualidad.

Para los consumidores que perdieron esa suba del mercado, la península de Baja California puede ser atractiva en anticipación a una velocidad de precios similar.

Desacreditar el mito de las inversiones “riesgosas” en México

The London Group Realty Advisors realizó un completo estudio de mercado para los proyectos de bienes raíces en Baja California. En él, encontramos resistencia por parte de los compradores estadounidenses en tres áreas clave: títulos y finanzas, acceso y seguridad.
 

  • Títulos y Finanzas: los derechos de adquisición de la propiedad son seguros y están respaldados por las empresas de seguros de títulos de propiedad más importantes de los Estados Unidos, entre ellas, First American, Stewart Title y Land American. Además, los estadounidenses tienen la capacidad de obtener hipotecas por las propiedades de las divisiones de GE Finance y otras empresas financieras de los Estados Unidos. Existe el concepto erróneo de que los estadounidenses no pueden poseer tierras en México. Esto no es así. La adquisición de propiedad por parte de estadounidenses en México se encuentra estructurada mediante un fideicomiso, un acuerdo de confianza con el banco de México para garantizar la propiedad libre de hipotecas.
  • Accesibilidad: la península de Baja California goza de una ubicación ventajosa con respecto a otros complejos costeros mexicanos competitivos; se puede acceder a ella en automóvil. Se puede acceder a la mayoría de los proyectos de calidad en menos de 30 a 90 minutos en automóvil desde la frontera, viajando hacia el sur por la I-5 y cruzando la frontera internacional (en Tijuana). Normalmente, no hay demoras en la frontera ni controles de pasaporte, y existen muy pocas posibilidades de desviarse del rumbo. Después de pasar a México rápidamente, el acceso a la autopista costera se encuentra inmediatamente a la derecha. Se viaja hacia el oeste en paralelo a la frontera y en pocos minutos comienza la ruta del peaje. La autopista es moderna, segura y tiene carteles de salida fáciles de entender.

Para simplificar las necesidades de los viajeros y turistas asiduos, el viaje de regreso a los Estados Unidos se expide asegurando un permiso de vía rápida, denominado SENTRI, que reduce el tiempo de espera normal en la frontera de dos horas a aproximadamente 15 ó 30 minutos. En el primer cuatrimestre de 2007, hubo 7,7 millones de cruces en la frontera. La frontera es sólo un impedimento visual, no una limitación al placer, los negocios ni a la diversión en Baja California.

Además, en comparación con las esperas de entrada y salida relacionadas con los viajes aéreos, los destinos en Baja California son muchísimo más rápidos de llegar.
 

  • Seguridad: el cumplimiento de la ley mexicana es visible y cordial, y especialmente protege a los turistas. Los informes de ausencia de la ley, extorsión y explotación son exagerados y, por lo general, cuestiones internas. Los turistas no suelen ser el “blanco”, aunque hubo una cantidad perturbadora de incidentes en los últimos meses. El gobierno mexicano tomó medidas extraordinarias a nivel municipal, estatal y federal para combatir estas irregularidades.

Baja California es un mercado con una “ventaja”, aunque también es un mercado demorado hasta que se produzca un giro en el ciclo. Busque qué actividad realizar en 2009. Existen oportunidades tempranas de inversión en este emergente mercado de condominios de lujo y en proyectos que bien podrían alterar de manera permanente la calidad y la dinámica del desarrollo de bienes raíces en el mercado mexicano.

El Sr. London es el presidente de London Group Realty Advisors, una consultora estratégica internacional que se especializa en estudios económicos de bienes raíces y colocación de derechos de propiedad. www.londongroup.com